Una única dosis de una vacuna experimental contra el Zika protegió a ratones y monos del virus, informaron investigadores.
Tras los brotes ocurridos en América Latina y algunas partes del sur de Estados Unidos, los científicos han estado tratando de desarrollar una vacuna contra el Zika.
Diversas vacunas han sido probadas en animales, pero esta es la primera en mostrar una protección fuerte y duradera sin el uso de un virus vivo, dijeron los expertos. Sin embargo, la investigación con animales no siempre brinda los mismos resultados en humanos.
Las vacunas tradicionales contienen una versión debilitada o muerta del virus ‘blanco’ o proteínas virales aisladas. Esta vacuna utiliza pequeñas hebras de ARN que contienen los códigos genéticos para la fabricación de proteínas virales, comentaron los autores del estudio.
Una inyección de la vacuna desencadenó una respuesta inmune rápida en ratones y los protegió de la exposición intravenosa a Zika dos semanas después. Tal protección se mantuvo cuando los ratones fueron expuestos al virus Zika cinco meses después de haber sido vacunados.
Los investigadores también observaron que una inyección de la vacuna en monos macacos brindó una fuerte protección contra el virus Zika cinco semanas después.
Los hallazgos fueron publicados esta semana en la revista Nature.
Observamos una inmunidad protectora rápida y duradera sin acontecimientos adversos, por lo que pensamos que esta vacuna candidata representa una estrategia prometedora para la lucha global contra el virus Zika“, afirmó  el doctor Drew Weissman, autor del estudio y profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Pensilvania.
Esperamos iniciar ensayos clínicos en 12 a 18 meses“, añadió el experto.
Weissman dijo que su trabajo sugiere, hasta el momento, que esta nueva estrategia de vacuna induce un nivel de neutralización del virus aproximadamente 25 veces mayor, después de una dosis única, en comparación con la otorgada por las vacunas estándar.
Si una vacuna es eficaz después de una sola inmunización, la infraestructura necesaria para su administración puede ser mucho más simple“, indicó.
Los científicos han estado luchando para encontrar una vacuna para el Zika desde que su primer brote en abril de 2015, en Brasil.
Miles de bebés en ese país han nacido con graves defectos de nacimiento después de que sus madres estuvieran infectadas durante el embarazo. El defecto más común observado ha sido la microcefalia, donde la cabeza y el cerebro son anormalmente pequeños. Pero otros defectos de nacimiento también han sido detectados con frecuencia creciente, incluyendo aquellos que dañan la visión, el oído y el sistema nervioso.
En Estados Unidos, 1,394 mujeres embarazadas han sido diagnosticadas con infección por Zika a partir del 24 de enero, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país.
De dichos embarazos, 38 bebés han nacido con defectos de nacimiento relacionados con Zika, y se han reportado cinco pérdidas de embarazo relacionadas con Zika, dijeron los CDC.

VíaHealth Day News